LA DIGITALIZACIÓN DEL TURISMO EN ESPAÑA

Transformando un sector fundamental

Con una cifra de más de 83 millones de turistas internacionales recibidos en 2019, el turismo es el sector que más riqueza aporta a la economía española. Tanto es así, que representa un 12% del PIB nacional y da empleo a 2,83 millones de personas en nuestro país. De esta forma, por cada millón de euros de actividad, el turismo genera 19 puestos de trabajo*.

Dados estos números, no es de extrañar que el Gobierno busque la modernización del sector, que pasa obligatoriamente por la transformación digital. Esta lleva desarrollándose desde hace años, y ya fue impulsada en 2018 con la puesta en marcha de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes. No obstante, la digitalización se ha visto especialmente catapultada a raíz de la crisis provocada por la COVID-19. Repasamos las últimas estrategias de transformación digital del sector y las claves para hacer del turismo una forma de economía inteligente:

El pasado mes de junio de 2020 el Gobierno ya expresó en su Plan de impulso del sector turístico la importancia de la transformación digital al destinar 216 millones de euros a la financiación de proyectos para la digitalización, innovación e internacionalización del sector turístico.

Esto se ha visto reforzado con la última comparecencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la tercera edición del evento Digital Tourist celebrado en octubre en Benidorm. En este acto, la ministra anunció la puesta en marcha de, por un lado, un Visor de Datos de Turismo y, por otro, de un Directorio de Soluciones Tecnológicas que recoge diferentes proveedores y estrategias inteligentes para modernizar la actividad turística.

Todo ello evidencia que la transformación digital es imprescindible para la supervivencia del turismo, pero, ¿cuáles son las claves que hacen del turismo una actividad económica inteligente y digitalizada? Destacamos:

  1. Entorno mobile. El 29% de las reservas online de viajes a España se realizan a través del móvil, el sector debe saber adaptarse a las tendencias de uso de este dispositivo.
  2. Internet de las Cosas (IoT). La conexión a Internet de objetos cotidianos permite mejorar en gran medida la experiencia del cliente al automatizar y digitalizar su uso. Además recoge datos de interés sobre el comportamiento de los turistas.
  3. Big Data. Recoger y analizar grandes cantidades de datos sobre los clientes permite conocerlos mejor y adaptar la experiencia de usuario a sus gustos.
  4. Inteligencia Artificial. Esta tecnología es capaz, no solo de facilitar la personalización de la experiencia, sino de optimizar y automatizar muchos de los costosos procesos propios del sector.
  5. Redes sociales. Se consolidan no solo como un nuevo canal de comunicación con el cliente, sino como un medio efectivo de marketing con el que priorizar la atención personalizada.

En la misión de recuperar el turismo español a través de la digitalización, Kiploc contribuye a mejorar la experiencia del usuario, al facilitar su acceso sin llaves a las propiedades vacacionales. Además, optimiza la gestión y recepción de turistas a los propietarios de inmuebles turísticos y contribuye al desarrollo inteligente del urbanismo y a la democratización del Internet de las Cosas.

Si quieres saber más sobre cómo Kiploc contribuye a la transformación digital del sector turístico español, no dudes en contactar con nosotros.

*Fuentes: La Moncloa y Cinco Días